La Declaración de Ischia

 

Declaración de IschiaEl número de especies no autóctonas (NIS) es sustancialmente mayor que en el Mediterráneo que en  otros mares europeos – hábitats costeros con solo especies autóctonas son ahora una rara ocurrencia. Con el aumento del comercio, la navegación de recreo, la acuicultura y el Canal de Suez, se espera que el número de NIS crezca sustancialmente en la región. De forma individual la sinergia de los  impactos de la mayoría de las invasiones conocidas ya han afectado negativamente a la conservación y el estado de muchas especies autóctonas, los hábitats críticos, la estructura y función de los ecosistemas y la disponibilidad de los recursos naturales. Algunos NIS son nocivos, tóxicos o venenosos y plantean claras amenazas para la salud humana.

Las invasiones biológicas en el Mar Mediterráneo están creando una crisis medioambiental. Nosotros, los participantes en el taller patrocinado por Euromarine, convocado en Ischia , Napoles,  durante el 4 – 5 de mayo de 2016 creemos que a pesar del gran número de NIS registrados en el Mar Mediterráneo, no es demasiado tarde para actuar de forma efectiva con la participación de todos los sectores pertinentes.

Se están haciendo esfuerzos valiosos* para mejorar el catálogo de NIS, su monitorización y el intercambio de datos. Sin embargo, para reducir el riesgo de nuevas introducciones y la propagación adicional de NIS ya presentes en el Mar Mediterráneo se necesita un enfoque estratégico  y es necesaria una gestión transfronteriza de las invasiones biológicas.

Nosotros, los firmantes, llamamos a:

  1. Emplear un enfoque y acrecamiento regional harmonizado para la gestión de las invasiones biológicas.
  2. Promulgar un enfoque, tanto a nivel nacional como regional, apropiadamente financiado para alcanzar los objetivos establecidos.
  3. Centrarse en la prevención de invasiones (es decir , la gestión de “pre – frontera ‘ de la invasión vectores y vías).
  4. Aplicar las normativas vigentes tales como Directivas / Reglamentos / Convenios / Directrices y códigos de prácticas con el cumplimiento, supervisión y ejecución, hasta implementar la obligatoria legislación Panmediterránea.
  5. Ejercer el criterio de precaución (es decir, actuar incluso cuando los datos/información sean limitados en una región)
  6. Evaluación del riesgo de inserción (análisis de riesgos y gestión) en la gestión del nivel de acción apropiado (es decir, vector, vía , hábitat o especies relevantes) y hacer que la información esté disponible a través de mecanismos efectivos de intercambio de información.
  7. Llevar a cabo la gestión de múltiples vectores, teniendo en cuenta los futuros cambios en las la dinámica del vector, escenarios de cambios climáticos y ambientales debido a las presiones humanas.
  8. Recopilar información posterior a la introducción de las características e impactos bioecológicas de las NIS y hacer que esté disponible a través de mecanismos de intercambio de información.
  9. Incorporar oportunidades perdidas (NIS establecida) en futuros nuevos ecosistemas.

“… Las especies introducidas socavan de manera irreversible todo lo hecho para proteger la biodiversidad, ya sea a través de la protección de las especies o la protección de los hábitats“. (Boudouresque y Verlaque , 2005).
* Decisión IG.22 / 12 – Actualización planes de acción relativos a ” Cetáceos, corales y otros Calcárea bio- concreciones y la introducción de especies y las especies invasoras; Mandato para la actualización del “Plan de Acción sobre las aves marinas y costeras” y la revisión de la “Lista de referencia de la Marina tipos de hábitats costeros en el Mediterráneo del PNUMA” (DEPI) / MED IG.22 / 28 ( Decisión IG.22 / 12 ).

Comments

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados*